Tartas y felicidad

ZôdioStory
Tartas y felicidad

Una moda deliciosa

¿Recuerdas esas películas francesas con pastelerías y cafeterías vintage? El olor a dulce y a chocolate traspasaban la pantalla. Hace años, las tartas se reservaban para momentos especiales; sin embargo, en la última década, estas fantasías pueden llenar cualquier tarde del año. Las cafeterías más modernas se han llenado de estas joyas dulces y su muestrario de posibilidades nos deja con la boca abierta. Ya sea verano o invierno, una buena tarta con café, batido, té o chocolate siempre queda bien.

Imagen 1 Tartas y felicidad
Imagen 2 Tartas y felicidad

¡A cocinar!

¿Y qué mejor que una tarta casera? En familia o con amigos, para los más pequeños y para los mayores, la diversión de cocinar pasteles está a otro nivel. Harina, huevos, leche, azúcar, frutas y, por supuesto, ¡creatividad! Solo hay que sacar del armario los moldes metálicos para montar estas maravillas y empezar a abrir el apetito. ¡Un éxito para niños y adultos!

La presentación, ¡clave!

Una buena tarta siempre entra primero por los ojos. De colores y formas únicas, su aspecto es solo el aperitivo de un festival de sensaciones. Porque una tarta en condiciones debe cuidar la presentación. Para ello, muy fácil: siropes, glaseados y acabados perfectos. Y para presentárselo a todos, una buena cubierta que conserve su naturaleza y aporte un rollo cool. O también en cajitas para llevárselas a tus amigos. ¿Qué prefieres?

¿Empezamos ya?

Imagen 3 Tartas y felicidad
Copyright © 2019 | Zodio